LOLO ROVIRA    Y   SUSI CORRALES "SUKO"

"No se esfuercen en parecer personas, es mucho más fácil serlo".

CONOCE LOS DIFERENES TIPOS DE COMPRADORES

En una sociedad de consumo como la nuestra, es normal que se desarrollen constantemente estudios de mercado en los que se analiza el comportamiento de las personas a la hora de realizar sus compras.

Existen dos tipos de compras: las compras realizadas por impulso y las compras racionales.

Cada vez es más habitual la compra por “impulso”, en la que juega un papel fundamental dónde se exhibe el producto, un precio y una campaña de publicidad bien pensada, producen resultados muy positivos.

Quedan fuera de esta categoría de compra, aquellos productos o servicios que requieran una reflexión previa para su adquisición. Este tipo de compras recibe el nombre de “racionales”. Exigen por parte de la empresa realizar una campaña de publicidad más sólida, en la que se fomente la confianza del comprador, un precio competitivo, facilidades de pago, y además un buen servicio de postventa con garantía.

El estudio de las motivaciones que hacen del consumidor un comprador real, es la máxima dentro del marketing de una empresa. Conocer las características del consumidor y sus motivaciones ofrece al vendedor mucha información acerca de cómo enfocar la venta.

Atención, comprador ¡nos están analizando! y nosotros sin saberlo.

Se han clasificado a los consumidores en categorías. Te presentamos algunas de ellas, y  tú ¿en cuál estás?

El Escéptico

Es una persona más bien callada, pensativa y reflexiva. Necesita un determinado tiempo para establecer una relación de confianza con otras personas. Tienen un espíritu crítico y no tratan de ocultarlo.

El directo

Va al grano. Tiene una gran capacidad de análisis y toma decisiones de manera asertiva y activa. Pueden resultar bastante exigentes e incluso arrogantes. Son personas a las que les gusta ganar y que todo transcurra tal y como ellos lo han planeado.

El amistoso

Les encanta crear relaciones interpersonales; les gusta formar parte de su entorno social. Son grandes conversadores, y hablan con facilidad de sus asuntos personales y profesionales. Derrochan simpatía. Resuelven con creatividad los problemas.

El indeciso

Es una persona tímida e introvertida. Le cuesta tomar decisiones. Sus dudas y miedos le paralizan. Necesitan sentirse seguros y convencidos. Buscan amabilidad e interés.

El compulsivo

Son consumidores que no tienen control sobre sus gastos. Gastan sin medida; una vez realizada la compra sufren fuerte sentimiento de culpa, llegando a ocultar los objetos que han adquirido. Suelen ser compras innecesarias.

El innovador

Suele ir por libre, al margen de marcas y consejos. Le gusta experimentar, es informal y no le gustan los límites. Es una persona resuelta y autosuficiente. Prefieren ser ellos lo que tomen la iniciativa.

El grosero

Se encuentra en un permanente estado de mal humor. Siempre está cabreado y todo le molesta. Su actitud atemoriza y genera una predisposición a levantar barreras de defensa frente a sus posibles agresiones verbales.

----

Fotografía: Pixabay