LOLO ROVIRA    Y   SUSI CORRALES "SUKO"

"No se esfuercen en parecer personas, es mucho más fácil serlo".

POESÍAS DE SUKO 

Aquí tenéis una muestra de las poesías de Suko.

Que las disfrutéis.

Para  ti  Paula

(Poesía inspirada en Paula de Isabel Allende)

 

El sueño eterno te enreda y te enreda,

bajo sus sábanas de terciopelo negro.

La blancura marmórea de tu piel,

desgarra mi encarnado y ajado corazón.

 

Mi llanto ahogado recorre

hasta el más recóndito

anhelo de mi alma.

 

La tristeza de saberte

perdida para siempre

me inunda de amarga espera.

 

Vivo soñando con tu cálida sonrisa,

con la dulce caricia de tu voz,

con la luz de tus  ojos

que disipa las tinieblas

de mi propia existencia.

 

Y viviré soñando,

hasta que el sueño eterno,

me enrede a mí también

en sus sábanas de terciopelo negro,

y despertemos, juntas para siempre,

en la memoria  infinita del recuerdo.

 

El cisne blanco

(Basada en la adaptación que hace la película “El cisne negro” de “El lago de los cisnes”

 

Un delicado cisne blanco

de cuello infinito

y movimientos gráciles,

embellece la quietud cristalina

de las aguas mansas.

 

Su turbio reflejo perfila

una lejana y perfecta

silueta de mujer.

 

Su garganta ahogada,

sedienta de amor,

susurra anhelos

de otros tiempos

y de otro cuerpo.

 

Sólo el amor duradero,

la conquista sin tregua,

un beso fresco y sabroso

cargado de pasión,

despojará de sus bellas plumas

al delicado cisne blanco.

 

Pero ella bien sabe

que no será posible.

Que su Sombra Negra

será más rápida y fuerte,

y ella, y sólo ella,

 será quien de amor le embriague.

 

El sabor de la amistad

 

Nunca es tarde para retomar viejas amistades, fortalecer las presentes y estar abiertos a las venideras.

 

Cuando la pruebas por primera vez,

es todo un misterio

 para un paladar aburrido

acostumbrado a etiquetas impuestas.

 

Su sabor es único, intenso, dulce,

es fresco como la lluvia en primavera

teñida con tintes de inocencia.

 

Es un sabor que deja profundas huellas

imborrables,

rastros valiosos de existencia,

de la tuya, de la mía.

 

Es un sabor que evoca otros tiempos,

otros cuerpos, otros pensamientos, otros sueños

que adheridos a la piel

vagan y vagan

de un confín a otro,

hasta ser nuevamente descubiertos,

disfrutados y saboreados

como esa única e irrepetible

 primera vez.

 

 

 

Bajo el calor de un nuevo día

 

El calor de un nuevo día

golpea fuertemente mi ventana,

atraviesa los cristales,

me acaricia, y con exquisita suavidad

me despierta.

 

Me empuja, me da la mano

y me acompaña hasta las cálidas

arenas de la playa,

donde la brisa cristalina

de un nuevo día

me susurra dulces palabras

 de esperanza

y borra con esmero

 las viejas huellas del pasado.

 

Bajo el calor de un nuevo día

despierta un nuevo presente

sin pasado, sin futuro.

Nace un nuevo yo.

 

Las dos caras de la noche

 

Fundidos en un cálido abrazo

damos la espalda

a la fría noche,

a  la incertidumbre del mañana,

a la añoranza del ayer,

a la oscuridad absoluta

morada de almas errantes

de laberínticos sueños inconclusos.

 

Fundidos en un cálido abrazo

entreabrimos la puerta

a la quietud de la noche,

al silencio creativo

que inspira al bohemio

y adormece al corriente,

a las caricias siempre pospuestas

y a los ardientes besos.

 

Fundidos en un cálido abrazo,

amanecemos en el  hoy,

olvidamos el ayer,

y ansiamos el mañana.