LOLO ROVIRA    Y   SUSI CORRALES "SUKO"

"No se esfuercen en parecer personas, es mucho más fácil serlo".

RECITANDO A RAFAEL ALCALDE

PRESENTACIÓN DE SUKO

En los últimos tiempos, gracias a Omnia, he tenido la suerte de pasar ratos muy agradables de tertulia, de lectura de poemas, tanto nuestros como de otros escritores consagrados o noveles, he podido compartir risas e ilusiones, pero sobre todo he tenido la gran fortuna de conocer personas interesantes, entusiastas y comprometidas que me aportan mucho, y que, además, me hacen sentir bien con el solo hecho de saber que puedo contar con ellas.

Entre estas personas se encuentra Rafa. Una persona tímida, que  no necesita hablar mucho para decir lo importante. Que sonríe con sus labios y con sus ojos. Que escucha y luego opina. Que destaca por su personalidad sencilla y humilde. Que tiene una gran sensibilidad, que plasma en cada uno de sus gestos y en cada uno de sus versos.

Sus versos y poemas muestran infinidad de imágenes, en las que unas derivan en otras, hasta crear un cosmos muy personal, predominando el aspecto visual y cromático.

Hace un uso estudiado de la palabra, sin caer en el cultismo excesivo. Su poesía es una poesía que despierta interés, cercana y comprensible, y con amplios matices de interpretación.

Es un poeta que sabe combinar perfectamente la producción literaria con la calidad de sus poemas, mejorando la nota en cada uno de sus versos. Su capacidad  creativa es tan grande, que ante la pregunta ¿y tú como consigues atraer a la musa? Él contesta, “la musa viene a mí, de repente me llega a la cabeza una idea clave en forma de verso, y yo solo dejo que mi pensamiento fluya y fluya rítmicamente hasta conseguir un poema”.

Su poesía presenta una temática variada y reflexiva:

*La naturaleza despierta, de manera muy frecuente, la sensibilidad de su alma de poeta.

En ella se refleja el hombre: Soy árbol del camino/que te ofrece su sombra; aunque veas mi tronco callado/ te hablarán mis hojas.

Igualmente, en ella se refleja la vida: Se quedó el río sin cauce y los árboles/ se despojaron de sombras y de aires.

Y en ella también se refleja el amor y el desamor: cardos o flores, flores o cardos;/ la respuesta dentro de un jarrón sin ecos.

*Como en la mayoría de los poetas, las reflexiones acerca del tiempo también están muy presentes en su poesía:

El tiempo parece la musical/monotonía de la canción última.

O: tenía el tiempo de la alambrada/ y me quedé en el hueco del silencio.

 

O: de forma más simbólica: Cuando lleguen las próximas nieves/y cubran por completo la distancia/me recordarán que sigue roto/ el tejado arabesco de mi alma.

 

*Habla del amor y del desamor con un fuerte sentimiento, inundando lo más profundo del lector:

 

Este corazón está deshabitado,/es un páramo cansado de desencuentros;/maldigo la oscuridad que lo alimenta.

 

Cuéntame en voz baja/los secretos de tu boca/la complicada estructura/ de tus labios sonriendo/y ese distraído gesto/que me hace latir la mirada.

 

Recorro la ciudad de tu cuerpo,/¡vagabundo por tus calles/errante que busca cobijo/tras las esquinas del beso.

 

Dejarte escapar no es suficiente,/dejar que vuelen las golondrinas/para evitar otro invierno/tampoco es suficiente.

 

 

*La muerte y sus imágenes:

 

Podría imaginar sábanas blancas/sobre el lecho de la cordura dormida.

 

Echadme solo tierra/que cubra mis restos/quiero que me abrace/ cálida como una madre/ gestante de árboles.

 

La fosa abierta/espera/impaciente/ mi llegada/ como una amiga/lejana/ que no me ha olvidado.

 

 

*La guerra y sus consecuencias:

 

Soldado desconocido: Hundidas las rodillas en el barro/con los ojos marchitos sin mirar/va trepando por el pecho el desgarro/abrazando llantos y sin llorar.

 

Y al regreso, la vista agachada/buscando el hueco de tierra donde descansar tanto dolor/me obligaron a cambiar/mis gallinas y mi cerdo...¡por un trozo de plomo!.

 

Otro muerto para la cuneta/Uno más para los ángeles/otro más para los demonios.

 

*A la soledad:

Parece tibia la soledad/pero es escarcha blanquecina/sobre mi rostro ajado.